Group 2

Nueve prácticas de la banca con valores para un cambio sistémico

GABV

8 November 2023

Por Sonia Felipe Larios, directora de Marketing y Ccomunicación, Global Alliance for Banking on Values*

La búsqueda del beneficio ha sido el foco tradicional el mundo financiero, que a menudo ha pasado por alto las cuestiones medioambientales y sociales. Sin embargo, en los últimos años la sociedad demanda una mayor responsabilidad hacia las empresas, lo que ha incrementado la consideración de aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) en la gestión empresarial. Esto es: el beneficio ya no puede alcanzarse a cualquier precio y no puede aislarse el negocio de su impacto en el planeta o en el bienestar de las personas.

Este repunte de la ESG es especialmente relevante en el sector financiero, cuya actividad consiste en movilizar grandes cantidades de dinero entre ahorradores e inversores y prestatarios que lo necesitan. Cómo y dónde asignen el dinero contribuye a modelar nuestra economía y, por tanto, nuestra sociedad. Pero, ¿es suficiente atender a la llamada ESG para ser sostenible? Mas allá de la foto fija sobre el comportamiento de una empresa en estos aspectos y sus riesgos asociados, ¿qué hay de la generación de valor y de la transformación de la economía?

 


Descargar informe Banca Audaz: Banca con Valores

Mejores prácticas para la transformación sostenible del sector financiero


 

Sin duda es una buena noticia que la ESG adquiera relevancia en el mundo corporativo, pero no debería ser un fin en sí mismo. La ESG es solo el principio. Hace falta una estrategia de transformación no solo de la propia empresa, sino del mercado. Un cambio sistémico hacia una economía mas inclusiva y baja en carbono. O como recientemente escuché a John Elkington, padre del concepto del enfoque de triple balance, no basta con “ser el pez limpio en aguas contaminadas”.

Una visión más audaz de la sostenibilidad

Existe una forma de entender las finanzas con base en valores y una visión de un futuro sostenible, inclusivo y diverso. La Global Alliance for Banking on Values (GABV) lidera este movimiento de bancos y cooperativas de crédito que ponen las finanzas al servicio del bienestar de las personas y el medio ambiente. Son entidades que van más allá de los simples criterios de exclusión o del objetivo mínimo de no hacer daño, e intencionadamente usan la actividad bancaria para generar un impacto social y medioambiental positivo.

En el Día de la Banca con Valores 2023, estas entidades suman su voz para reclamar que los bancos sean más audaces para paliar la creciente desigualdad económica o la urgencia climática. Y dan una receta para ello, en forma de nueve prácticas fundamentales para transformar el sector financiero en una fuerza impulsora del cambio sostenible.

  1. Ampliación del análisis ESG al análisis de impacto:

Frente al foco en la reducción de los riesgos de crédito, los bancos con valores se centran en crear un impacto positivo en la economía real y la sociedad. Esto implica ir más allá de los aspectos ESG orientar el negocio hacia cómo pueden generar un impacto positivo.

  1. Garantizar el intercambio de conocimiento:

La banca con valores no considera la información generada por el análisis de clientes como propiedad exclusiva, sino que busca compartir este conocimiento con todas las partes interesadas para promover la sostenibilidad.

  1. Basar las decisiones en la intención de generar un impacto positivo:

Además de buscar beneficios financieros, los bancos con valores adoptan un enfoque holístico e intencionado hacia la transformación de la economía real. Este enfoque de triple balance se basa en valores que impregnan la cultura de la organización y guían todas sus actividades.

  1. Aspirar a financiar a clientes socialmente relevantes:

En lugar de centrarse únicamente en clientes solventes, la banca con valores busca financiar a aquellos clientes social y medioambientalmente relevantes, atendiendo a sus necesidades y valorando cómo la financiación puede satisfacerlas.

  1. Ampliar la cartera de productos para atender las necesidades de financiación:

Para financiar la transformación de la economía real, los bancos con valores innovan constantemente en su oferta de productos financieros, colaborando estrechamente con otros actores a largo plazo para garantizar la rentabilidad de estos productos.

  1. Reconectar a ahorradores e inversores con el impacto de su dinero:

La banca con valores permite a los clientes conocer en qué se invierte su dinero. Algunos de ellos publican todos los préstamos que realizan con el fin de darles visibilidad y, al mismo tiempo, empoderar a sus clientes ahorradores e inversores para que conozcan el destino de su dinero.

  1. Animar a los prestatarios para que transformen sus prácticas:

Los bancos con valores aprovechan las condiciones de sus productos o servicios para alentar a sus clientes a ser más responsables.

  1. Alzar la voz de la banca para conseguir unas instituciones justas:

Los bancos con valores utilizan su voz y relaciones para abogar por instituciones justas. Por ejemplo, la GABV ha colaborado con otros actores para pedir una taxonomía social y la exclusión de combustibles fósiles de la taxonomía verde de la Unión Europea.

  1. Una organización hecha a medida para crear impacto positivo:

Los bancos con valores buscan generar sinergias en todas las áreas de sus operaciones, lo que incluye la creación de marcos de impacto y tolerancia al riesgo. La colaboración entre departamentos es fundamental.

Más allá de los criterios ESG, la banca con valores existe para crear un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. Estas nueve prácticas fundamentales, recogidas en el informe “Mejores prácticas para una transformación sostenible del mercado financiero” pueden ser cruciales para transformar el sector financiero en una fuerza impulsora de la regeneración económica que necesitamos.

* Artículo publicado originalmente en la revista Ethic. Ver original aquí

Related content

Previous
Next